General

Asta bandera de Tonalá, la de mayor altura en Jalisco por 20 años

El símbolo patrio colocado en el Cerro de la Reina se eleva a mil 638 metros sobre el nivel del mar

El jefe de Patrimonio Cultural de la Dirección de Cultura de Tonalá, Manuel Eduardo Prieto Nuño, afirmó que el asta bandera que está ubicada en la cima del Cerro de la Reina, en este municipio, es la de mayor altura en Jalisco por sus características.

En entrevista, agregó que la construcción del asta bandera inició en el año de 1998 y se inauguró el 18 de febrero de 1999, por el entonces presidente de México, Ernesto Zedillo.

Destacó que el asta bandera se encuentra a mil 638 metros sobre el nivel del mar,«podemos admirar su altura de 42 metros, su peso es de seis toneladas, tiene 85 centímetros de diámetro en la base y 30 centímetros en la parte más alta».

Resaltó que la Monumental Bandera de México ubicada en el Cerro de la Reina cumple con las disposiciones de la Secretaría de la Defensa Nacional, al tener 20 metros de largo, por 11.55 de altura y un peso de 48 kilos.

Mencionó que el asta bandera cuenta con un apartarrayos, luz de aviso a la navegación aérea, y forma parte de una de las vistas panorámicas más impresionantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Indicó que el asta bandera del Cerro de la Reina cumple ya 20 años, «de manera tradicional cada 24 de febrero, a partir de 1999, se hacen tres ceremonias: Izamiento de la Bandera, Incineración de Banderas y Abanderamiento de Escoltas«.

«Todo esto, regulado bajo los marcos de las leyes de nuestros símbolos nacionales como es el Escudo, la Bandera y el Himno Nacional, que en este caso tiene que autorizar el Ejército Mexicano, a través de sus zonas y regiones militares«.

«Primero es el izamiento monumental de la bandera, tiene que ondear a toda asta por ser día cívico y acto seguido se entregan las banderas que se van a incinerar, se da el toque por la incineración de banderas; enseguida cada escolta recibe la bandera de su institución por parte del presidente municipal de Tonalá y se hace un pequeño juramento a la bandera por ser nuestro mayor símbolo nacional».

Comentó que esto es básicamente lo que se ha estado haciendo ininterrumpidamente cada 24 de febrero desde 1999 hasta la fecha, y este año no será la excepción.

Cerro con tradición
Precisó que el Cerro de la Reina está lleno de historia, de cultura y tradición, «porque no sólo es un lugar cívico, sino también un espacio de convivencia para los jaliscienses y visitantes de otros estados».

«(Tiene) una vista muy bonita, sobre todo del Valle de Atemajac, hay una leyenda que dice que subiendo al cerro, la reina Cihualpilli podía ver todos sus dominios», dijo.

Recordó que el Cerro de la Reina es un sitio histórico, «donde en épocas prehispánicas se celebraba un culto a una deidad como Huitzilopochtli y era conocido como Hictepetl o Cerro del Ombligo».

Agregó que, a la llegada de los españoles, «ahí se da una batalla el 25 de marzo entre los naturales de Tonalá y las huestes de Nuño de Guzmán, tras ser conquistado el reino de Tonallan, se le llamó Cerro de la Cruz y hasta finales del Siglo XIX se le empieza a nombrar Cerro de la Reina, que es como actualmente lo conocemos».

Apuntó que la particularidad del Cerro de la Reina «es que tiene la forma de un ombligo saltado, por eso su nombre en náhuatl Hictepetl o Cerro del Ombligo, tiene un dominio del panorama de 360 grados, lo que lo hace muy característico, sobresale, porque también es el punto más alto de Tonalá».

Relató que ahí se encuentra también la Ermita dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe, que a finales del Siglo XIX comienza a construirse sobre las ruinas de una antigua capilla que existió en el lugar dedicada a la Cruz».

Añadió que el proyecto se abandona «y es hasta la década de los 70′ cuando se retoma, se reanuda su construcción y en 1976 se termina, se realiza con piedra de Castilla y también con materiales propios de la zona».

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar