Sin categoría

El #DesabastoGDL no pega en Tonalá ni en Tlaquepaque

La escasez de combustible se concentra en la zona Centro de Guadalajara y Zapopan

Mientras en el oriente de la Zona Metropolitana de Guadalajara cundía el pánico por el desabasto de gasolina en las estaciones de servicio donde los conductores se formaban hasta por dos horas para cargar, Héctor Guzmán, vecino de Tonalá, ni siquiera estaba enterado de que había crisis. “Hasta ahorita que lo mencionas, pero no he visto desabasto en ninguna parte”.

Como de costumbre, el ciudadano llegó a la gasolinera en Río Nilo y Malecón para cargar combustible, y no pidió que le llenaran el tanque sino que le echaran 200 pesos.

Enrique Macías llegó detrás de él para ponerle a su Chevy 100 pesos de gasolina Magna. “Anoche me enteré en las noticias que había desabasto aquí en Guadalajara pero no me ha tocado. Eso pasa nomás allá donde están los ricos y todos andan en coche”, dijo ufano.

José Tapia, quien vive cerca de la cabecera municipal de Tonalá, aseguró que en ninguna de las gasolineras del municipio por las que ha transitado ha visto que falte gasolina.

“Las gasolineras del oriente, de aquí Tonalá, Tlaquepaque y Guadalajara, todas están surtiendo combustible adecuadamente. Las gasolineras operan normalmente, no he visto ni compras de pánico. He surtido combustible miércoles, jueves, viernes y sábado y no he visto problemas por este lado”.

Víctor Manuel Tejeda, un despachador, explicó que el oriente de la ciudad es abastecido por la planta de Pemex de El Salto y que sólo hay desabasto en Zapopan, donde surten a las estaciones desde San Juan de Ocotán. “Aquí ya llegaron dos pipas y en la tarde van a llegar otras dos”.

Cerca de ahí, en la estación en Río Nilo e Ignacio Navarrete, el encargado confirmó que sus pedidos todos los surtía Pemex con normalidad. “Hoy nos van a llegar unas pipas entre las seis y las diez de la noche”.

Pese a eso el hombre sí ha visto compras de pánico de clientes que normalmente cargaban 50 pesos y ahora compraban 800 pesos, como Jorge Ibarra, quien además de llenarle el tanque a su camioneta de ocho cilindros pidió para llevar en bidones.

“Lo que pasa es que he escuchado en las noticias que va a haber desabasto, entonces el dinero que me sobre me lo voy a llevar de gasolina”.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario